Si notamos muy caliente el radiador y la válvula está cerrada. Esto se puede producir por tres motivos; uno que la válvula termostática haya acumulado mucha suciedad dentro, dos que el cabezal termostático se haya averiado, y tres que tengamos una sobrepresión en el circuito, de esta manera el cabezal termostático no puede hacer el cierre total del paso de agua dejando pasar un pequeño flujo de agua calentando o templando alrededor.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *